¿Está indicado usar bicarbonato de sodio para la psoriasis?  No eres el único que cuando tu piel está roja y con picazón estas dispuesto a probar casi cualquier cosa para que se detenga.

Lo que a menudo nos lleva a navegar por Internet y descubrir muchos brebajes extraños y maravillosos, todos afirmando ser la respuesta a nuestro problema de piel escamosa e irritada.

En algún lugar a lo largo de tu viaje en Google, inevitablemente encontraras bicarbonato de sodio como la cura perfecta para la psoriasis . Y eso no es todo, este polvo blanco aparentemente mágico que normalmente se usa para fregar ollas y sartenes también se usa como un remedio casero para todo, desde dientes más blancos hasta acné y puntos negros.

Y ciertamente, el uso de bicarbonato de sodio como tratamiento para la psoriasis definitivamente no es lo más extraño que hemos encontrado al buscar remedios caseros probados, pero ¿realmente funciona? Aún más importante: ¿es seguro?

¿Funciona el bicarbonato de sodio para psoriasis?

En resumen, sí lo hace . De hecho, resulta que el bicarbonato de sodio tiene muchos usos además de ser uno de los ingredientes clave en los pasteles, hacer desodorantes, lavarse el cabello… el bicarbonato de sodio es un polvo con múltiples propiedades.

Pero como remedio casero para la psoriasis el bicarbonato de sodio definitivamente tiene sus límites.

Sí, ayuda a aliviar la picazón. Sí, definitivamente reduce el enrojecimiento. Pero el bicarbonato de sodio no es una solución a largo plazo y ciertamente no es una la cura definitiva para la psoriasis. Utilizado incorrectamente, el bicarbonato de sodio puede dañar tu piel más de lo que ayuda a su psoriasis.

Inconvenientes del uso de bicarbonato de sodio para la psoriasis

El principal riesgo de usar bicarbonato de sodio para la psoriasis se reduce al pH. Verá, tu piel es naturalmente ligeramente ácida, oscilando entre 4.5 y 6.5 (la escala de pH va de 0 a 14, siendo 0 muy ácido, 7 neutral y 14 muy alcalino). Esta  acidez natural se llama “manto ácido” y es muy útil porque este pH ligeramente ácido dificulta la supervivencia de hongos, bacterias y levaduras en la piel.

Cuando el bicarbonato de sodio se mezcla con agua, tiene un pH de alrededor de 8, que es alcalino. Estas no son buenas noticias para la salud general de su piel, ya que el uso de productos alcalinos  puede dañar tu piel al alterar el manto ácido y cambiar la composición de la flora bacteriana, así como la actividad enzimática en tu piel.

El daño empeora aún más si decides aprovechar la naturaleza granulada del bicarbonato de sodio para exfoliar la piel. No solo estas alterando el manto ácido, sino que además seca y daña tu piel. Lo último que tienes que hacer es tratar tu piel delicada con un lavado con estas cosas, puede dejarte pequeños rasguños que no valen el alivio temporal de la psoriasis.

Entonces, ¿esto significa que el bicarbonato de sodio no debe usarse para la psoriasis? No necesariamente. Simplemente no lo uses para lavar y frotar su piel. Y usalo con moderación para aliviar la picazón y el enrojecimiento.

Si deseas probarlo sin dañar tu piel, ¡a continuación te enumeramos las mejores maneras de usar bicarbonato de sodio!

Cómo usar bicarbonato de sodio para la psoriasis

Tomar un baño de bicarbonato de sodio

Agregua aproximadamente una taza de bicarbonato de sodio a un baño tibio y remoja durante unos 20 minutos antes de enjuagar la piel.

Recomendamos que, dado que está utilizando el bicarbonato de sodio con fines terapéuticos y no para fregar sus ollas y sartenes, elijas las cosas buenas. Por cosas buenas, nos referimos a bicarbonato de sodio de grado alimenticio sin aluminio.

Los baños de bicarbonato de sodio ayudan a mejorar la psoriasis, pero lleva tiempo. El enrojecimiento disminuye bastante rápido, pero pueden pasar uno o dos meses antes de que la piel con psoriasis vuelva a su tono de piel normal.

Ten en cuenta que el bicarbonato de sodio no es preventivo, por lo que no hay garantía de que la piel con psoriasis no vuelva a aparecer en un futuro, aunque continuar tomando baños de bicarbonato de sodio regulares podría ayudar con esto.

Oh, ¿mencionamos que pica? Por lo tanto, es posible que desees pensarlo dos veces antes de sumergir tus partes sensibles en el baño, por eso se recomienda usar una taza de bicarbonato de sodio, en lugar de en una bañera completa.

Como hacer una pasta de bicarbonato de sodio

“Frotar una pasta hecha de aceite de ricino combinado con bicarbonato de sodio en talones gruesos y escamosos u otras lesiones muy incrustadas ha mostrado resultados notables en la mayoría de los pacientes. Sin embargo, si la piel está agrietada, esta combinación puede ser algo cáustica y no debe usarse hasta que la piel se haya curado. En tales casos, se usa aceite de ricino sin bicarbonato de sodio. “

Esta pasta es bastante buena para aflojar las escamas y el aspecto hidratante del aceite de ricino contrarresta la sequedad del bicarbonato de sodio.

Para usarlo, simplemente hacer una pasta que contenga aproximadamente 1/3 de bicarbonato de sodio y 2/3 de aceite de ricino, mezcla y aplícalo. Se debe dejar durante aproximadamente media hora, envolviéndolo en un film para que no llegue a todas partes. Seca suavemente con una toalla húmeda cuando haya terminado.

¿Quieres saber más? haz click aqui.